30 de enero de 2017

Segundas partes. Crítica doble (Parte 1)

¡A las buenas amig@s de Loca Academia de Documentalistas!

Fui a ver el otro día la última entrega de Underworld con un amigo y empezamos a hablar tras la película sobre la saga haciendo un pequeño recuento de buenas y malas películas dentro de lo que había podido dar de sí la historia, incluyendo esta última parte. Y entonces empezó a surgirme la idea de si las segundas partes de verdad nunca fueron buenas o si, por el contrario, es una falsa creencia que se nos ha quedado inculcada en la cabeza e inmediatamente rechazamos todo lo que huela a secuela en nuestras vidas.
Obviamente, volver con un/a ex o tirarte por las escaleras NUNCA funciona bien como secuela (sobre todo la segunda parte, lo de las escaleras, que ya os estoy viendo intentándolo...), pero en esta crítica vamos a llevarlo al tema del arte y comentaremos ejemplos de películas, videojuegos y libros.
Esta vez, le tocará ser crítica a Lara y yo, por una vez, estaré a favor de las segundas partes (sí, me toca ser el bueno esta vez, ¿qué queréis? Hay que dejar descansar al Hater de vez en cuando, ya tendrá su retorno, tranquilos...).
*Disclaimer: pensad que todo esto es subjetivo, así que si alguna de las cosas en las que estemos a favor o en contra no casa con vuestras ideas, no nos odiéis, simplemente comentadnos qué os parece a vosotr@s*.

VOTOH A FAVOH. VOTOH EN CONTRA. Let's get ready to rumble!

Hoy toca, de momento, la opinión a favor:
1) Las Dos Torres, tanto la adaptación cinematográfica como el libro que hace de segunda parte de la trilogía "El Señor de los Anillos". Creo que coincidiréis conmigo en que esta película es la mejor muestra de una buena segunda parte que pueda existir. Mejorando mucho, mucho a la primera película y añadiendo las primeras señales de lo que estaba por venir en la tercera entrega.
Se avecinaba guerra y, en esta película coexisten todos los ingredientes necesarios para prepararnos bien el cuerpo ante el maravilloso desenlace.
Nazguls, la aparición de Faramir, una reaparición estelar, nuestros queridos héroes dándolo todo y el mal empequeñeciéndose a marchas agigantadas. ¿De verdad alguien puede decir que esto no es una buena segunda parte?

2) Secret Wars II. Publicada entre julio de 1985 y marzo de 1986, esta serie mensual de nueve números sirvió como una magnífica secuela a la maravillosa y exitosa yYA PARO, que ya sabéis que con Secret Wars se me agotan los buenos calificativos.
El caso es que esta segunda parte de la historia causó una muy buena sensación en su momento y en España recientemente se ha reeditado en dos grandes tomos que, a pesar de ser caros, merecen mucho la pena: ¿Quién es el Todopoderoso? y Círculo Cerrado.
En esta segunda parte, los héroes descubren cuáles son las verdaderas razones e intenciones del Todopoderoso y desmantelan al vil villano. Siendo la secuela de Secret Wars, ¿de verdad alguien puede decir que esto no es una buena segunda parte? Y quien lo diga miente.

3) Rise of the Tomb Raider, el último videojuego de la franquicia de juegos de nuestra amadísima Lara Croft. Desde su reinicio en 2013, los fans de la saga estuvimos esperando un tiempo largo a que saliese a la venta la segunda parte de la nueva historia de Lara y, efectivamente, la espera no nos decepcionó. Un mundo frío, unas aventuras que continuaban una línea similar a los juegos clásicos, nuevos modos de juego que tocaban el corazoncito de los fans (esa tour por toda la Mansión Croft buscando coleccionables es precioso y nostálgico a la vez) y un trasfondo familiar en la figura de Richard Croft son los complementos perfectos para absorber tu atención y descubrir que es una brillante segunda parte.

No me quiero extender mucho más, pero aquí tenéis algunos ejemplos de que no siempre es verdad la máxima de que las segundas partes no son buenas. Por mi parte, lanzo el alegato de que quizá sí haya más malas segundas partes que buenas, pero aun así pienso firmemente que es algo que se nos ha inculcado negativamente en nuestras cabezas como una pequeña píldora, sin darnos toda la información necesaria para creer que eso es así en realidad.
Es más, dejo mi opinión con una pequeña pregunta de reflexión:
¿No os gustaría volver a viajar a esa ciudad a la que un día fuisteis y os enamorasteis de ella? ¿O veranear en aquella cristalina playa a la que lleváis sin ir desde que teníais 10 años?
¿Verdad que sí os gustaría? Señoría, por mi parte, no hay más preguntas. . .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos tenemos opinión, lanza la tuya