5 de noviembre de 2015

La Joya de la Corona


Librería Lello. Quizá por el simple nombre no la reconozcáis, pero y si os digo que es la librería en la que se inspiró J.K. Rowling para sus mundialmente famosos libros - Harry Potter -. ¿A que ya os va sonando más?
Pues bien, yo tengo un sueño (un gran sueño) en un futuro querría tener una librería de estas características, aunque en cierto modo sé que es algo casi imposible de conseguir, no por la inversión que conlleva, sino por el mero hecho de que, desgraciadamente, se están perdiendo los hábitos de lectura.


Pero prosigo a lo que iba, que me desvió.
La ciudad situada en la desembocadura del Duero vive un estallido de librerías, pero la joya de la corona sigue siendo la Librería Lello, o también conocida como Librería Chardron. Cuenta con un valor incalculable, tanto por dentro como por fuera, debido a su valor histórico y artístico, por ello ha sido reconocida como una de la más bellas.
Fue fundada en 1869 y sigue abierta aún en estos días.


Debido a la gran avalancha de fans de Harry Potter, la librería se ha visto obligada a pagar entrada (3 euros), pero si en vez de ir a sacarte fotos en la gran escalera que preside en el centro de la tienda, eres cliente y compras, la entrada se descontará del precio final.



Desde luego yo pagaría 3 euros, sólo por ver esta maravilla, pero bueno, yo soy algo entusiasta de los libros. Si vosotros sois como yo, no dudeis en poner este destino en vuestra lista de viaje, porque la ciudad de Oporto vale mucho la pena...

¡Ahí lo dejo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos tenemos opinión, lanza la tuya