22 de febrero de 2017

Conversando con Benjamín Ruíz


1.- Introdúzcase

Me llamo Benjamín, voy a cumplir 45 años y escribo desde que era adolescente, con períodos de paréntesis obligatorios, por cuestiones de trabajo.


2.- ¿Qué le animó a dedicarse a la escritura?

El amor que le tengo a la literatura, desde que era un niño. Particularmente, a los géneros fantástico y de terror. Se puede decir que escribir es, para el escritor, una necesidad vital.


3.- A la hora de decirse a escribir un libro, ¿le inspiró algún escritor en particular?

Me inspiraron los clásicos del género, como Poe, Stoker o Lovecraft, pero también maestros modernos, como Richard Matheson, Clive Barker y Stephen King. Hay un par de escritores que también me apasionan, ajenos al género, pero que practican un tipo de literatura “realista”, muy particular: Haruki Murakami y Paul Auster.


4.- Háblenos de su novela

“Memento Mori” es un homenaje a las novelas clásicas de fantasmas, como “Otra Vuelta de Tuerca” de Henry James, “The Haunting of Hill House”, de Shirley Jackson o “La Casa del Infierno”, de Richard Matheson.
El protagonista es un joven que tiene que enfrentarse a las fuerzas que actúan en una mansión, que arrastra una fama nefasta; a su vez deberá mirar dentro de sí mismo y recordar los suyos propios, que están reprimidos por su mente.

“El Portador de Luz”, es una visión muy sui generis, de la caída de Lucifer y su posterior rebelión, lo que acabará provocando el Apocalipsis. Hay una batalla épica y un escenario inédito posterior al Armagedón, con personajes, que a mí, como escritor, me han parecido inolvidables. Aún me acompañan en mi mente, y hace más de un mes que la terminé.


5.- Aquí van dos preguntas en una, lo siento, pero la curiosidad me puede. ¿Va a publicar una segunda parte? En ese caso, ¿cuándo podremos disfrutar de él?

“Memento Mori”, no tendrá segunda parte, aunque curiosamente, la gente me lo suele preguntar. Creo que es una historia autoconclusiva, y que debe quedar así.
De “El Portador de Luz”, no descarto hacer una segunda parte, porque la historia se presta a ello, y sería cuestión de valorarlo más adelante: dependerá más de los lectores, que de mí mismo. Pero si la gente la pide, posiblemente la escriba.

  
6.- Recientemente ha publicado “El Portador de Luz”, ¿tiene ya otros proyectos en mente?

Pues sí. Estoy terminando la revisión de “El Mal que los Hombres Hacen”, que publicará este año la editorial Egarbook. Es el episodio central de una trilogía que se completa con “Años Malgastados” (que está escrita, pero permanece inédita) y “Durmiendo en el Fuego”, de la que llevo escritos un par de capítulos. “El Mal que los Hombres Hacen” es una novela extensa, de unas 600 páginas, y está plagada de escenas sobrenaturales y del terror más denso. Creo, honestamente, que es de lo mejor que he escrito.


7.- ¿Cómo se prepara antes de empezar a escribir?

Siempre madrugo para hacerlo. Para mí, es el mejor momento. Hay escritores que prefieren el horario nocturno; yo soy incapaz. Después del café, reviso lo escrito el día anterior, para ir entrando en materia, y luego empiezo con la escena que dejé el día de antes. El truco está en parar cuando aún tienes algo que contar; de esta manera siempre hay hilo del que poder seguir tirando.


8.- ¿Por qué autopublica sus novelas?

La autopublicación tiene varias ventajas, aunque creo que lo idóneo es ir compaginando la edición tradicional y la que ofrecen las plataformas digitales. La autoedición te permite ser tu propio jefe y hacer con tu novela lo que consideres oportuno. Por contrapartida, supone mucho esfuerzo (tanto económico como personal) de maquetación, corrección, diseño y promoción, aunque el resultado suele merecer la pena. La edición tradicional, supone un obstáculo, a veces, insalvable. En otras ocasiones, no son pocos los escritores, que deciden dedicarse a la autoedición, aunque tengan ofertas firmes de editoriales. Valoran la libertad de no estar atado a un contrato, por encima de todo.


9.- ¿Dispone de un rincón de escritor, o escribe en cualquier parte?

Escribí “Años Malgastados”, en bares, cafeterías, parques y bibliotecas. A mano. “Memento Mori”, en un estudio en una vivienda en la sierra, que miraba hacia las montañas. “El Mal que los Hombres Hacen” en un lavadero, con un frío del carajo en invierno y un calor espantoso en verano. Y “El Portador de Luz”, en el salón de casa, en horarios de madrugada, cuando hay una paz que después desaparece. Así que, sí. Se puede decir que escribo en cualquier parte. Pero siempre acompañado de música. Si no lo hago así, me es imposible juntar cuatro letras.


10.- ¿Dónde le gustaría llegar con sus novelas?

¡Hasta el infinito y más allá, ja, ja, ja! Bueno, cualquier escritor (no conozco a ninguno que no piense así), quiere llegar a la mayor cantidad posible de lectores. Es nuestra razón de vivir. Ojalá que sea muy lejos.

Quería agradeceros personalmente la labor que hacéis desde vuestro blog, promocionando a los autores que estamos luchando por hacernos un hueco en este difícil mundo. ¡Muchísimas gracias por vuestra ayuda! ¡Sois muy necesarios, seguid así!


Compra sus novelas en:


4 comentarios:

  1. Muchísimas gracias, amigos. Ha sido un placer participar en vuestro blog. Gracias por vuestra ayuda hacia los autores independientes. ¡Un abrazo y hasta otra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Benjamín por darnos la oportunidad de disfrutar de tus novelas y por participar en esta sección.

      Te deseamos los mejor :)

      Besos

      Eliminar
  2. Encantada de conocer un poquito a Benjamín. ;).

    Te he dejado una respuesta en mi blog 😛

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Noa,

      Ya nos hemos pasado por tu respuesta, gracias por comentar y nos encanta que conozcáis nuevos autores ;)

      Un besito

      Eliminar

Todos tenemos opinión, lanza la tuya