24 de mayo de 2016

Conversaciones con un hater

"-Eh, vosotros dos. ¿Qué pasa? Que por tener casi 50 entradas ya os podéis permitir el lujo de no escribir más.
-A ver, espera, no empieces a ser hater.
-¿Pero cómo que no, mangurrianes? Que ya ni escribís ni avisáis del parón ni nada, que sois más vagos que la chaqueta de un guardia, que no valéis para nada. Vagos, ilusos, cierrabares, Australophitecus, que eso es lo que sois, unos Australophitecus.
-A ver, amigo ficticio, sin faltar que tenemos nuestras razones y motivos de peso para haber estado ausentes.
-Que ni excusas ni nada. Vagos, que parecéis del Congreso. Me voy de este blog de papanatas y pagafantas porque no escribís nada. Es más, me voy a quedar solo para daros comentarios negativos y spammearos con spoilers de todos los libros, series y películas que comentéis.
-Mira, haz lo que quieras... Y calla ya, pesado.
-Pues Jon Snow...
-¡A CALLAR HE DICHO!"

¡BUENO, BUENO! Pues después de este pequeño diálogo con nuestro pesado hater ficticio (de ficticio nada, que sigo aquí, aburridos que sois unos aburridos)... Esto, sí, vosotros ignoradle...
A lo que vamos (¡por fin! Ya era hora de que hablaras de algo), sabemos que nos habéis echado de menos durante estos días pero hay motivos para explicar el por qué de esta ausencia.
Afortunadamente, este parón no se ha debido a problemas graves pero sí ha coincidido con un examen bastante importante de cara al futuro y el estudio ha ocupado mucha parte de esos ratos que, en circunstancias normales, hubiesen estado dedicados a la redacción de capítulos y relatos o a la lectura, ya sea de libros o de cómics. Además, los nervios previos a dicho examen arrancaban de cuajo la inspiración para meter las típicas ideas nerviosas y paranoicas de cualquier examen.
(Sí, sí, estudiar. Que no nos engañas, que seguro que has estado viciado al Uncharte 4 y al Overwatch y has pasado de nosotros, que tú no lees ni las instrucciones de los juegos y así te pasa, que a la segunda misión llevas 35 muertes, manta, pagafantas, esclavo de las marcas)
Además, Lara, la otra mitad de este bonito proyecto, ha estado trabajando como una hormiguita y como una campeona para ganarse un dinerillo y comenzar así, poquito a poco, su larga carrera laboral.

Así que bueno, aquí tenéis nuestra pequeña entrada explicativa. Sentimos el parón obligado y, a partir de ahora, poquito a poco volverá todo a la normalidad. ¡Nos leemos en las siguientes entradas!

"-¿Ya está? ¿Eso era todo? Nos has hecho esperar tantos días para solo cuatro palabritas de disculpa y ay dios, es que no he podido. Abrazafarolas, bellacos, alcornoques, descerebrados, mastuerzos.
-Pues... Sí. ¿Y tú? ¿Qué haces aquí aun? Que esto ha terminado, vete ya a tu hogar ficticio abandonado a jugar Minecraft y a spoilear en chats, pedazo de cansino.
-¡Os odio mucho y muy fuerte!
-¿Pero qué te hemos hecho?
-¡No voy a volver más por aquí en la vida!
-Mira, en eso último sí que estamos de acuerdo..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos tenemos opinión, lanza la tuya